El tsunami Wikileaks

Por

9 diciembre, 2010

Nota del editor: La revista Namaste quiere denunciar el acoso económico y cibernético que está sufriendo la organización periodística Wikileaks por parte de gobiernos y empresas. Creemos en la libertad de información y rechazamos que los gobiernos traten de “matar al mensajero”. Cuando la guerra es contra la libertad de expresión, los medios de comunicación no pueden bajo ninguna circunstancia mantener neutralidad.

“En la carrera entre el secreto y la verdad, parece inevitable que la verdad siempre triunfará”

Julian Assange

Julian Assange y su equipo de Wikileaks tienen un plan: “desenmascarar el poder de las superpotencias y las grandes corporaciones”. Su arma para hacerlo: las filtraciones, es decir, poner a disposición del público documentos oficiales que evidencian la doble cara del poder. Y lo ha conseguido. Este activista, ahora detenido (7 de diciembre de 2010), y su organización han puesto en jaque al todopoderoso gobierno de los EE.UU. La historia de la filtración, su detención y los capítulos que aún están por llegar tienen todos los ingredientes para convertirse en una nueva entrega de la serie Millenium. Con la diferencia de que no se trata de una novela de Stieg Larsson sino de un pulso real entre la transparencia y el poder. Entre el control y la descentralización. Entre las administraciones opacas e hipócritas y el derecho de los ciudadanos a estar bien informados y a saber qué se hace en su nombre. Este duelo ha abierto un debate sobre la libertad de información poco frecuente en nuestras anestesiadas sociedades.

En un artículo publicado horas antes de ser detenido, Assange parafraseaba al editor Rupert Murdoch: “en la batalla entre la verdad y el secreto, es inevitable que siempre triunfe la verdad”.

Todos intuíamos que el poder empleaba hipócritas formas de actuar. Que la democracia mucha veces se sostiene bajo métodos no democráticos y que la mayoría de líderes políticos se guían por la consigna maquiavélica de que “el fin justifica los medios”. Los sospechábamos pero ahora gracias a la filtración de documentos secretos del Gobierno de los Estados Unidos realizada por la organización sin ánimo de lucro Wikileaks hemos podido verlo por escrito en documentos oficiales y de forma global. La publicación en varios medios de comunicación europeos y norteamericanos de las filtraciones ha levantado la piedra en la que se escondía un nido de víboras. Y la avalancha de información ha conmocionado al mundo. Tanto, que ya se habla de un acontecimiento informativo equivalente a la caída de las Torres Gemelas. Y la reacción de los gobiernos para tratar de cerrar la fuga de información está siendo también desconocida hasta el momento.

Jamás en la historia del periodismo se había producido una filtración de estas características. Tanto por su volumen (250.000 documentos secretos) como por su importancia. Ha salido a la luz la forma de actuar del poder. Se han desenmascarado las injerencias de los gobiernos, la manipulación del poder judicial, los intereses económicos de gobiernos y empresas. Y sobretodo se han desenmascarado los filias y fobias de la superpotencia, los EE.UU.

Todas las organizaciones humanas utilizan en mayor o menor medida el secreto y la ocultación de información. Una de las que más lo hace son los gobiernos y sus servicios diplomáticos. Y ahí es precisamente donde Wikileaks ha asestado el golpe. Han visto la luz sus comunicaciones secretas, sus formas de actuar prepotentes y ha quedado evidenciado que los intereses de los ciudadanos de esos países no son la prioridad. Este hecho ha provocado una catarsis colectiva porque ha evidenciado el cinismo del doble discurso de los gobiernos. Lo que dicen que hacen no siempre coincide en lo que hacen en realidad. Y ahora, los ciudadanos, además de intuirlo, lo han podido ver con una nitidez abrumadora.

En los últimos años el periodismo ha sufrido una gran crisis, más allá de la económica, se ha tenido que enfrentar a una creciente tendencia de los organismos oficiales y entidades privadas a la falta de transparencia, el secretismo y la manipulación de los datos. Y el periodismo se confunde en muchos casos con mera propaganda. Muchísima información de interés público ha quedado oculta para los ciudadanos por la incapacidad de los periodistas de realizar su trabajo. Afortunadamente parece que se inicia un cambio radical de esta tendencia. El propio Julian Assange ha afirmado: “Wikileaks está publicando sin temor hechos que necesitan ser hechos públicos (…). Las sociedades democráticas necesitan medios fuertes, y Wikileaks es parte de esos medios”.

Acoso pero no derribo

Se trata del primer enfrentamiento serio entre la cultura en red y el poder establecido. Dos paradigmas, la piramide y la red, el pasado y el futuro chocando en el presente. La reacción de los gobiernos a la filtración ha mostrado nuevamente el comportamiento que la propia filtración evidenciaba. Han puesto en marcha todos sus resortes de presión para frenar algo que es imparable. Y es normal porque la filtración pone en entredicho su funcionamiento hipócrita. Han cometido el error habitual del poder: matar al mensajero. Se están defendiendo como gato panza arriba contra una amenaza que creen externa, sin darse cuenta que la propia amenaza nace de su funcionamiento corrupto. Una democracia formal que en la sombra actúa antidemocráticamente. La amenaza no son las filtraciones sino la falta de ética. Y eso, exista Wikileaks o no, es algo que tarde o temprano sale a la luz. Los gobiernos en su configuración actual, defienden la manera de hacer política en que el poder es acumulable. Y Wikileaks y la cultura descentralizada que representa atentan contra los fundamentos de ese poder centralizado.

Los gobiernos, principalmente el norteamericano, han emprendido una poderosa guerra en contra de la libertad de expresión. Y el comportamiento de las democracias más antiguas del planeta se asemeja más al de dictaduras como la China que a estados que defienden la libertad y la información de sus ciudadanos. Un ejemplo: el Gobierno Norteamericano amenazó a los estudiantes de la Universidad de Columbia diciendo que si comentaban las filtraciones de WikiLeaks en Facebook o Twitter podían verse afectadas sus posibilidades de trabajar para la administración pública.

El bloqueo, los ciberataques y la presión política por parte de varios gobiernos tampoco tiene precedentes. La organización Reporteros Sin Fronteras ha salido en su defensa y ha denunciado que “es la primera vez que hemos visto un intento de la comunidad internacional para censurar un sitio web dedicado al principio de transparencia”. Y añade que juega Wikileaks “un papel útil” al ponerlos a disposición de los periodistas y la opinión pública.

La presión de los gobiernos ha funcionado y una tras otra numerosas empresas de prestación de servicios daban la espalda a Wikileaks; entre ellas el sistema de pago Pay Pal (propiedad del portal de subastas Ebay) que ha reconocido presiones del Gobierno de EE.UU, la librería Amazon echaba de su hosting al portal de filtraciones, las empresas de pago Visa y MasterCard denegaban el servicio, y el banco suizo PostFinance cerraba su cuenta… Incluso hay sospechas que la red social Twitter ha censurado el termino Wikileaks de sus términos más leídos (trending topics). Este acoso económico y cibernético es directamente proporcional al despertar de un movimiento ciudadano de apoyo a Wikileaks que se está articulando a través de las redes sociales de Internet.

Posteriormente (8 de diciembre) una acción de hackers llamada Payback y organizada por un colectivo llamado Anon_Operation tumbó la web de MasterdCard. Precisamente el mismo día en que se conoció que el Gobierno de EE.UU, había presionado en el pasado a otros gobiernos para defender los intereses de la compañía de tarjetas de crédito. Concretamente en Rusia y Turqía. Un hecho que explica la obediencia de MasterCard a las presiones de EE.UU, ya que podría tratarse de la devolución de favores. Anon_Operation inición también el día 8 un ataque contra la página de Visa.

También el 8 de diciembre el Gobierno de Australia dio un giro a su postura. Hasta el momento había acusado a Wikileaks de cometer actos ilegales. Sin embargo, el ministro de Exteriores de Australia, Kevin Rudd, culpó a EEUU de las filtraciones de Wikileaks sobre los cables de las embajadas ofreció apoyo consular a Julian Assange.

Poco a poco los apoyos a Assage han ido surgiendo entre líderes de la comunidad internacional como es el caso de Presidente de Brasil Ignacio Lula Da Silva (9 de diciembre), quien han dicho “sentirse espantado ante el atentado a la libertad de expresión”. No se puede decir lo mismo de los políticos españoles. Sin ir más lejos la Ministra de Sanidad Leire Pajín propone tomar medidas para acabar con las filtraciones.

Por otra parte, la organización de ciberactivismo AVAAZ está recogiendo cientos de miles de firmas a través de una campaña llamada: Wikileaks: ¡Pongan fin al asalto!

El sábado 11 de diciembre, al igual que en numerosas ciudades del mundo, en 8 ciudades españolas cientos de personas salieron a la calle a protestar por el acoso a Wikileaks y la detención de Julian Assange.

Viene un golpe a los bancos

Wikileaks no solo filtra documentación de gobiernos, también dispone de grandes flujos de información secreta del sector privado. La organización ha señalado que la próxima entidad en poner sus vergüenzas a la luz pública será una entidad financiera. La publicación del próximo “megaleak” (filtración de miles de documentos) afectará a uno de los grandes bancos norteamericanos. Aquellos de los que en su momento se dijo que eran “demasiado grandes para caer”. La información es supuestamente tan sensible que Assange ha afirmado que “podrían caer uno o dos bancos”. Cabe recordar que la última vez que cayó un gran banco, el Lehman Brothers, el sistema financiero estuvo al borde del abismo y si no llega a ser por el rescate millonario del gobierno norteamericano que socializó las perdidas, es posible que el capitalismo hubiera colapsado. Será, según el propio Assange, “una visión real y representativa de cómo se comportan los bancos a nivel ejecutivo de forma que estimulará investigaciones y reformas, supongo”, dado que desvelará “prácticas inmorales”.

Assange también admite que tiene material sobre Rusia -empresas y Gobierno-, sobre compañías como BP o farmacéuticas e incluso un caso de espionaje de un Gobierno sobre empresas tecnológicas.

¿Qué es Wikileaks?

Se trata de una organización sin ánimo de lucro creada en diciembre de 2006. Se define como una página web que pretende ayudar “a los que quieren dar a conocer las actitudes no éticas de los gobiernos o de las empresas”. Y para lograrlo Wikileaks ha creado un buzón de alta seguridad en el que se pueden filtrar documentos secretos con total protección de las fuentes. Su base de datos alberga más de un millón de documentos. La publicación de documentos comenzó en 2007, aunque ha sido en abril de 2010 cuando ha alcanzado una repercusión mundial, tras hacer público el vídeo en el que mueren por disparos estadounidenses dos empleados de Reuters. En julio, protagonizó la que hasta entonces era la filtración masiva más importante de la historia con cerca de 77.000 documentos sobre la guerra de Afganistán. Tres meses después, el portal filtró casi 400.000 archivos sobre la contienda en Irak. Wikileaks se financia con donaciones anónimas y tiene un presupuesto de unos 712.000 euros anuales. Asegura que cuenta con 10.000 donantes.

Tras la mega filtración de los papeles secretos de la diplomacia se ha convertido en un fenómeno global sin precedentes y de consecuencias impredecibles. Se habla de un antes y un después en la relación entre países.

¿Por qué la Justicia ha detenido a Julian Assange?

Oficialmente, a Julian Assange no le buscan por las filtraciones de los cables diplomáticos de Estados Unidos. Fue arrestado a través de una Orden de Detención Europea en la que las autoridades suecas le acusan de coacción ilegal, acoso sexual y violación, todos ellos supuestamente cometidos en agosto de 2010. Assange siempre negó esas acusaciones. Assange admite que tuvo relaciones sexuales con esas dos mujeres pero que hubo consentimiento mutuo. Ellas alegan que comenzaron de forma voluntaria pero que dejaron de serlo al darse cuenta de que Assange no tenía preservativos. El 7 de diciembre se entregó voluntariamente a las autoridades británicas y fue detenido sin fianza. Los abogados del editor de Wikileaks temen que si Inglaterra le extradita a Suecia, finalmente sea entregado a las autoridades norteamericanas. El equipo jurídico de Assange afirma que detrás de las acusaciones hay una persecución política por las filtraciones. Varios intelectuales británicos acudieron a la comisaría en la que esta detenido Assage, entre ellos el director de cine Ken Loach quien afirmó: “El trabajo que ha hecho Wikileaks es un servicio público. Tenemos el derecho a conocer los negocios de aquellos que nos gobiernan”.

Casualidades del destino: Assange está detenido en la misma celda en la que estuvo Oscar Wilde. El escritor había sido detenido por homosexual, un “acto deplorable” en aquella época.

¿Quién es Julian Assange?

El seguro de vida de Julian Assange es un archivo informático de 1,39 gigabytes. Se llama Insurance.aes256,wikileaks y está codificado con un complejo sistema criptográfico. En caso de que al director de Wikileaks le pase algo se revelará la clave para abrir esta caja secreta. Nadie sabe qué se esconde en su interior, pero la vida de Assange depende de su contenido. Varias personas han pedido que sea ejecutado.

Al parecer este libertario editor nació en 1971 en Australia. Sus padres eran actores que poseían una compañía teatral itinerante. Asistió a 37 escuelas y 6 universidades en Australia. En 1997 participó en la redacción del libro “Underground”. Algunos investigadores han señalado que un personaje del libro llamado Mendax podría ser un alterego de Assange. En su adolescencia fue miembro de un grupo de hackers llamado Subversivos Internacionales y accedido a redes de una universidad australiana y una compañía de telecomunicaciones, entre otras organizaciones. Se declaró culpable de 24 cargos por delitos informáticos y fue liberado por buena conducta tras ser multado a pagar 2100 dolares australianos.

Assange estudió física y matemáticas, fue un hacker y programador reconocido antes de asumir su actual cargo como director, asesor y editor en jefe de Wikileaks. En la actualidad el gobierno de EE.UU. lo considera tan amenazante para sus intereses como Bin Laden.

Assange no tiene domicilio y vive en numerosos países, desde Islandia al Reino Unido o Kenia, generalmente en casas de amigos. Según aquellos que han trabajado con él, es “muy inteligente, con mucha fuerza de voluntad, intenso y a veces un tanto paranoico”.

¿Quién dirige la organización ahora?

Las riendas las ha tomado Kristinn Hrafnsson, reconocido periodista de investigación islandés. Hrafnsson ha afirmado que la organización no dejará de operar mientras su líder enfrenta a la justicia y que no detendrán la publicación de nuevos documentos y considera al arresto un ataque contra la libertad de medios.

Hrafnsson fue despedido de la televisión pública en su país justamente por colaborar con WikiLeaks para investigar al principal banco del país y destapar préstamos turbios a sus clientes más importantes cuando estaba siendo rescatado con dinero público.

Por otra parte, antiguos colaboradores de Wikileaks han anunciado la creación de un nuevo portal de filtraciones. OpenLeaks mantendrá la misma filosofía de Wikileaks pero no quieren una dirección tan personalista como la de Assange

¿Cómo se produjo la filtración?

Tras el ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001, los servicios de inteligencia estadounidenses decidieron crear un sistema de comunicación que permitiera a las diferentes agencias de seguridad compartir datos para mejorar la coordinación y seguridad. Se creó un sistema denominado Secret Internet Protocol Router Network (SIPRNET). Miles de funcionarios y militares tenían acceso a dichos documentos. Entre los servicios que utilizan ese sistema de comunicación se encuentran las embajadas norteamericanas y de ahí es de donde se extrajeron los 250.000 cables diplomáticos que han visto la luz. Las autoridades de EEUU sospechan que el autor de la filtración a Wikileaks fue Bradley Manning, un soldado de 23 años, empleado en una unidad de inteligencia del ejército en Irak. Wikileaks nunca revela sus fuentes pero Manning contó a un ‘hacker’ el hecho en un foro de Internet y éste le delató. El joven soldado fue detenido y se enfrenta a 52 años de cárcel.

¿Qué se ha filtrado?

Son en total 251.287 documentos y abarcan el periodo comprendido entre diciembre de 1966 y febrero de 2010, aunque en su mayor parte corresponden a los dos últimos años. El país más perjudicado es sin duda Estados Unidos. Los documentos están redactados por funcionarios de este país. No obstante, otros muchos Estados y organizaciones, retratados y mencionados en las comunicaciones, se pueden ver también obligados a tomar medidas de protección después de esta publicación.

Afectan a prácticamente todos los países del mundo, aunque las comunicaciones de las embajadas inciden especialmente en asuntos relacionados con Irán, Pakistán, Afganistán, Turquía y Rusia.

Existen aproximadamente 10.000 documentos que mencionan a España de los cuales 3.600 son comunicaciones de la embajada estadounidense en Madrid. Los documentos filtrados afectan al Gobierno, al Rey, a la judicatura, al mundo empresarial y a las altas instituciones del Estado.

Artículo elaborado con información extraída de los periódicos que han recibido la filtración. El País, The New York Times, The Guardian, Der Spiegel y Le Monde.

Porqué pague la fianza de Julian Assange, por Michael Moore

Cómo apoyar a Wikileaks

Incógnitas del caso:

1. En este momento los 250.000 documentos están en poder de los 5 medios de comunicación mencionados que los publican dosificadamente ¿Qué criterios siguen para filtrarlos? ¿Cómo sabemos que no evitarán la publicación del algunos documentos por intereses particulares de sus empresas editoras o de otros grupos de interés?

2. ¿Podemos confiar en que empresas editoras que forman parte del sistema que cuestiona Wikileaks hagan un uso totalmente ético de la información?

3. ¿Qué tipo de acuerdo hay entre Wikileaks y las empresas editoras?

4. ¿Hubiera sido posible hacer el trabajo sin la difusión de estos grandes medios de comunicación?

5. Este caso podría ser utilizado por los gobiernos para tratar de controlar Internet. La escusa perfecta para aumentar el control. En este momento se ha abierto un debate sobre la importancia de la neutralidad en la red.

6. Incluiremos más incógnitas a medida que vayan surgiendo.

Interesante artículo de Manuel Castells

Videos de interes:

Reportaje “El poder al desnudo” de Informe Semal sobre Wikileaks

Conferencia en TED de Julian Assange donde explica la necesidad de una plataforma como Wikileks (se pueden activar subtítulos en español)

Extraordinario documental realizado por la televisión sueca, emitido por TV3

Manifestaciones de apoyo a Wikileaks y Julian Assange

   

11 comentarios

  1. Pepe dice:

    Magnífico resumen, Alberto.

    En esta página de Enrique Dans se dan algunos consejos de cómo ayudar para que Wikileaks se mantenga como estandarte de la libertad de información y de denuncia de abusos gubernamentales:

    http://www.enriquedans.com/2010/12/wikileaks-ayudando.html

    Un abrazo

  2. Este ingente volumen de información debe ser procesado por los periodistas como verdaderos profesionales de la INFORMACION (en mayúsculas…)

    Marc De Zabaleta Herrero

  3. Caterina dice:

    Això és periodisme de fons!!. A la fí ho he entès. Gràcies!.
    Per ajudar a resoldre les teves qüestions, acaben de treure un llibre…
    http://www.pascualserrano.net/mis_libros/traficantes-de-informacion-la-historia-oculta-de-los-grupos-de-comunicacion-espanoles
    Crítica http://blogs.publico.es/trabajarcansa/2010/12/08/noticias-de-corral/
    …que potser ajuda.

  4. inma dice:

    Yo apoyo a Julian Assange.

  5. Juanan dice:

    Espero que los cables referentes al rey se publiquen.

    Ya es hora de terminar con esta casposa e injusta institución.

  6. Jordi F dice:

    Este Wikileak es como si hubiesen abierto una ventana que permite airear algo esta sala de la desinformación, intoxicación informativa, noticias de escándolos de famosos, mentiras descaradas, tratarnos como a seres inferiores, etc. en que se han convertido los “Medios de Comunicación Occidentales”
    Mi total apoyo a Wikileak. Quiero que la libertad de información sea una realidad y no sólo una expresión que utilizan cuando hablan de China o Cuba.. donde, según lo que estoy viendo, están mejor informados que en Europa y EEUU con estos medios de comunicación que lejos de informar se han convertido en negocios con el objetivo de ganar mas y mas dinero, y tener en sus agendas cuestiones tipo “fusiones” “cuotas de mercado” “fichajes de charlatanes”, “ampliaciones de capital” etc.

  7. Llamar dice:

    Hoy en día se pueden hacer muchas más cosas con Internet, no solo es un buscador muy bueno de información, escuchar música p3 con la computadora y las llamadas sobre voz IP son otras de las opciones importantes que tenemos con Internet.

  8. rafael fosch dice:

    Estoy por la libertad de expresión, de información, de transparencia… pero ¿qué aporta Wikileaks para el ciudadano de a pie? Esta bien poner todo patas parriba de tanto en tanto pero ¿no nos quedaremos con los brazos cruzados y ahora qué?.
    Todos sabemos lo que esta ocurriendo en el mundo: drogas, corrupción política local,nacional e internacional, peredastia, guerras, explotación de mujeres y niños, el matrix creado por las grandes corporaciones y multinacionales, etc. Estamos siempre bombardeados por los medios informativos, pero ¿qué ofrecen a cambio?. Esta bien estar bien informados pero el ciudadano de a pie debe recoger otras maneras de afrontar la realidad que la mayoría de
    editoras no estan dispuestas a dar.
    No es por hacer la pelota a nadie pero vosotros (revista namaste) estais ofreciendo opciones para el ciudadano de a pie, os mojáis y os arremangáis cuando hace falta, no sé si me explico?. Estan otras webs que también hacen lo mismo:noticias positivas,haces falta.org, greenpeace, etc. Pienso que debe Wikileaks aportar otras opciones, porque cambiando un gobier-
    nno por otro, un presidente por otro no vamos a ninguna parte…

  9. Jaime dice:

    La hipocresía de Amazon no tiene límites:

    http://www.amazon.co.uk/gp/product/B004EEOLIU

    No sólo han retirado Wikileaks de sus servidores web, si no que pretenden sacar partido económico de una información que es libre.

    Tal como se comenta en muchos foros, el fenómeno WIkileaks es un punto de inflexión en nuestra sociedad.

  10. Tatiana Betancourt dice:

    ! Es información ! Es más que nada ¿NO?

  11. Enhorabuena NAMASTE por vuestra calidad informativa para los ciudadanos. Os deseo un excelente 2011


Deja un comentario