Entrevista a Gustavo Bertolotto

Por

13 noviembre, 2009

Gustavo BertolottoGustavo Bertolotto es economista especializado en Psicología Industrial. Tras una larga trayectoria en el mundo empresarial y docente un día decidió dedicarse a lo que más le interesaba, a lo que más le había ayudado en su propia vida, el Crecimiento Personal. Ha trabajado con maestros orientales y occidentales especializándose en el área psicológica y el estudio de la energía humana. En 1980 crea el Instituto Potencial Humano. En 1988 introduce la PNL en España trayendo a profesionales del extranjero y se queda tan impactado con su efectividad que decide ir a EE.UU. a estudiar con Richard Bandler, co-creador de la PNL. En 1996 comienza a integrar sus conocimientos de PNL con los de Psicología Transpersonal y a impartir la formación en PNL Transpersonal, que proporciona un enfoque holístico del ser humano y de la PNL. En la actualidad ejerce como profesor, terapeuta, coach y consultor de empresas.

Como persona que se dedica al desarrollo del potencial humano te habrás preguntado más de una vez qué es el ser humano. ¿Has obtenido alguna respuesta?

Para mí el Ser Humano es el gran laboratorio alquímico de la creación. Una de las personas que yo considero un maestro, Raimon Panikkar, dice que el Ser Humano es un intermediario entre el cielo y el mundo, llevamos la información del cielo a la tierra y de la tierra al cielo. Sin embargo, no somos canales huecos y neutros por donde la información pasa “impasible”, sino que transformamos la información de una manera u otra, imprimimos el sello de nuestro propio estilo personal. Es una idea muy bonita, porque implica que somos en gran medida responsables y co-creadores de lo que acontece. A cada uno se nos da una serie de certezas provenientes del “cielo” y una parcela en la “tierra” para cultivar: nuestro ser, nuestro entorno, nuestras relaciones… depende de cada uno lo limpia que esté la parcela y qué tipo de frutos cultivamos en ella.

En tu trabajo te dedicas a descifrar el lenguaje del cerebro ¿Cómo es ese lenguaje?

El cerebro recibe información de los sentidos físicos y también de los sentidos metafísicos. Hay mucha información visual, auditiva, olfativa, gustativa y táctil que no percibes conscientemente. Los sentidos funcionan como una cámara de video que capta la imagen de una habitación: solo reproduce el encuadre que enfoca, sin embargo el resto de la habitación que no vemos en el fotograma también está y también nos afecta.

El cerebro filtra la información que llega a través de sus sentidos y la reorganiza en función a toda la experiencia de su vida que ha generado unos valores, creencias, capacidades… Muchas veces no ves las cosas que están delante de tus narices porque tus filtros te impiden verlo, o no escuchas determinadas palabras que se pronuncian porque no entran en tus criterios.

Distorsionamos, generalizamos y eliminamos información de manera constante. Esto es necesario, el cerebro necesita sintetizar información para hacerla manejable y útil. Sin embargo, la mayor parte de las personas perciben únicamente lo que está de acuerdo con su sistema de creencias y valores y el resto lo dejan fuera. Se están perdiendo gestos, palabras, sentimientos…

Con estas tres herramientas de síntesis (generalización, omisión y distorsión) el cerebro elabora nuestro mapa de la realidad, la base con la que estás pensando para actuar en el mundo. Percibir la totalidad en todo momento no sería práctico, supondría manejar demasiada información no relevante. Necesitamos un mapa, no una reproducción del territorio y podemos aprender a quitar filtros para percibir más de lo que estamos “programados” para ver y entender.

Dices que no somos canales puros, ¿todo lo que pasa por nosotros quedará modificado y distorsionado?

Es cierto e inevitable. Lo importante es que seamos concientes de ello para evitar imponer a los demás nuestra percepción del mundo como la única realidad auténtica. No podemos impedir exponer todas nuestras ideas desde nuestra propia percepción y no hay nada malo en ello si te das cuenta de que lo estás haciendo, y por lo tanto, no impones tu verdad como infalible e inmutable. También se puede trabajar todos nuestros niveles para procurar ser una canal lo más limpio posible.

Esto supone poner más conciencia en la comunicación.

Sí, llevar conciencia a la comunicación y a la percepción sabiendo que no puedes llegar a percibir todo lo que existe porque no hay capacidad real en el cerebro, y darse cuenta de que hay cosas que estoy viendo, escuchando o sintiendo y otras que no. La representación de los recuerdos que nos hacemos después de todos esos filtros es el mapa con el cual nosotros actuamos. La toma de conciencia de que eso es un mapa, no el territorio, es un enorme paso adelante para no confundirlo con “la realidad”.

Esto les puede sentar muy bien a los intolerantes.

Yo tengo mi mapa de la realidad, tú tienes el tuyo, y lo interesante es que compartamos y nos ayudemos a ampliar horizontes. Puedes escuchar a otro aceptando que lo que ha percibido es complementario. Cuando llega a ser opuesto, es tiempo de negociar, si queremos actuar en conjunto, respetando siempre el punto de vista del otro, desde la convicción de que no porque mi mapa sea mío es el más veraz. Esto supone un acto de desapego.

¿Cuál es una actitud adecuada cuando una persona tiene ciertas herramientas para comunicarse correctamente y está frente a alguien que se comunica inconscientemente?

Gustavo BertolottoEsta es una pregunta muy importante y muy relativa. La respuesta depende de cuál es el sentido que le das a la vida y por lo tanto a la comunicación; depende de cómo es tu compromiso con los demás, desde dónde y para qué te comunicas. En primer lugar yo preferiría hablar de comunicarse conscientemente en lugar de correctamente, ya que creo que no hay comunicaciones correctas o incorrectas, tan sólo hay comunicaciones más o menos conscientes y resultados más o menos satisfactorios.

Cuando aprendes técnicas de comunicación que pueden ayudarte a conectar con el otro, es tu responsabilidad si las vas a poner al servicio de la comprensión mutua o si quieres conseguir dominio y poder gracias a ellas. Con estas herramientas puedes facilitar el encuentro con el otro o puedes manipularle. El responsable real de la comunicación es el que más información tiene del proceso, aunque el hecho de hacer las cosas con más conciencia no implica tener que soportar tonterías. Cuando conoces los procesos de comunicación también adviertes de que forma los utiliza la publicidad, los medios de comunicación, tu vecino… resulta muy útil.

Hasta hace poco todos estábamos de acuerdo en que el ser humano era cuerpo y mente pero el punto de vista holístico está tratando de incorporar el espíritu a esa comprensión.

Ya hay muchas escuelas y personas comprometidas en serio con el ser humano desde un enfoque unitivo y holístico desde el cual se asume que si estás pasando una crisis espiritual y no sabes solucionarla, puedes enfermar. Para una medicina centrada exclusivamente en síntomas físicos esto es muy difícil de solucionar, puesto que una vez sanado un primer síntoma posiblemente se genere otro si no se ha solucionado el dilema en el plano del espíritu. San Pablo ya decía en sus cartas que el hombre es “soma, psique y pneuma”, es decir, cuerpo, mente y espíritu. No es nada nuevo, lo que pasa es que durante un tiempo lo hemos dejado de lado. Este reduccionismo ha mermado la libertad individual y ha limitado nuestro horizonte humano, independientemente de que podamos pensar y sentir que ha sido hecho a propósito o no.

¿No te parece que la recuperación del alma hace que se abra un nuevo escenario para la humanidad?

Esto tiene que ver con Sat-chit-ananda y con los tres principios de manifestación de la divinidad. La primera manera de conectar al hombre con la divinidad es desde el poder y la fuerza. Esta es la etapa pre-racional. Después se produce un proceso de conciencia para empezar a entender qué es lo que pasa, los ciclos causa-efecto. Esta es la etapa racional. Después, vienen los grandes mensajeros como Cristo y Buda cuyo mensaje se entiende mucho tiempo después. Ellos y otros como ellos, afirman que la verdadera experiencia es el Amor, superar la razón dual para caminar hacia la Unión. Esta es la etapa transracional que consiste en razonar con el corazón. Hay mucha gente hoy en día que está teniendo esta experiencia, la llamamos la sabiduría del corazón.

Desde la vía del yoga en la etapa preracional buscarías bienestar físico, en la racional, aclarar la mente y en la transracional conectarte con el Ser. Te nutres de una manera o de otra según la etapa en la que estés. Hay partes de nuestra vida ancladas en la etapa pre-racional, otras en la racional y otras en la transracional en la cual la razón queda incluida, uno va un paso más allá. No se trata de acabar con la personalidad, con el ego o la razón, sino de ponernos al servicio de algo superior. Poquito a poco vamos evolucionando y cada día hay más persona en el mundo que están instaladas constantemente en este punto transracional. Una característica común a todas ellas es su inquebrantable optimismo, puesto que entienden que todo lo que les llega en la vida les trae algo valioso para aprender y disfrutar. Lo transmutan todo, incluso lo aparentemente negativo e incluso ofensivo, para convertirlo en una experiencia vital y espiritual, en un proceso alquímico constante. Suelen ser personas sencillas que son felices y viven con lo mínimo.

En última instancia parece que alguien que aprende PNL lo que persigue es mejorar el rendimiento de uno mismo.

La PNL es práctica, es un conjunto de modelos, habilidades y técnicas para actuar de forma efectiva y armónica en el mundo y puede ser utilizada por toda persona que quiera mejorar en cualquier faceta de su vida. Ante cualquier cambio hay dos preguntas claves que tienes que hacerte. ¿Por qué quieres mejorar? y ¿Para qué quieres mejorar? A veces las respuestas son las mismas pero, si profundizas un poco, la mayor parte de las veces son distintas. El por qué tiene que ver con el mundo de las causas, está muy ligado a la experiencia de tu vida y el para qué se conecta más con el mundo de los fines hacia donde te diriges.

¿Qué es la realidad? ¿Es una cosa que existe o la construimos con nuestra mente?

Ambas cosas pueden ser verdad. Se parte de algo, pero ese algo cambia con la percepción del observador. La realidad está en constante cambio, según las condiciones del que observa, por eso en PNL, parafraseamos a Ortega y Gasset cuando dice: “Yo soy yo y mis circunstancias.” y vamos un poco más allá diciendo: “Yo soy yo y lo que entiendo de mis circunstancias” Son dos cosas distintas. También es muy interesante comprobar que las suposiciones básicas de la PNL y la física cuántica coinciden en este sentido.

Viendo como está el mundo a veces dan ganas de tirar la toalla.

Otro gran maestro de nuestro tiempo, Martín Luther King, decía: “Aunque supiera que el mundo se fuera a acabar mañana, hoy plantaría mi manzano”. No sabemos lo que pasara mañana, no podemos estar pendientes de esto, por ejemplo, en un supuesto cataclismo que puede ocurrir en el 2012. Nadie tiene ninguna certeza de lo que va a pasar y lo importante es vivir hoy una vida con sentido para cada uno y favorecer la nutrición de la tierra, el alma y la sociedad. Si actuamos desde el miedo por lo que va pasar mañana o en el 2012 es posible que no disfrutemos el presente ni cuidemos la porción de vida personal y grupal que tenemos encomendada. Es importante recordar que lo único disponible es lo que haces hoy, aquí y ahora y la conciencia “desde donde” lo haces.

¿Cuál es la responsabilidad de un ser consciente respecto a la gente que le rodea?

Es bueno que cada uno encuentre su lugar, su vibración, su quehacer, como hacen los órganos vitales en el cuerpo humano. Si tú haces lo que te corresponde hacer en tu vida cotidiana, con cariño y conciencia, estás expandiendo armonía en tu entorno y ya estás mejorando el mundo. Muchas veces centrarte en lo que has de hacer y hacer sólo eso como algo sagrado te quita un montón de pájaros de la cabeza. No hay que salvar ni convencer a nadie de nada. Si en un momento dado pasa alguien cerca a quien puedas ayudar, hazlo, pero no hagas de esto tu bandera. Vivir desde la programación de permanente rescatador no es una actitud centrada y armoniosa, tarde o temprano reclamas la factura. Podemos ser libres, y también somos interdependientes. Tenemos metida la idea de que independencia y libertad son la misma cosa y no es así. Somos todos dependientes unos de otros, y dentro de esa dependencia podemos ser libres cuando hacemos lo que creemos que hemos de hacer.

Parece como que el tiempo se ha acelerado…

Hay muchos factores en juego. Estamos sufriendo un acoso económico muy fuerte. El nivel de ingresos económicos a valor de moneda constante se ha reducido más de la mitad en los últimos 20 años. Para hacer lo mismo y ganar lo mismo, tienes que trabajar el doble. Además, la incorporación de una gran cantidad de medios de comunicación a nuestra vida también nos consume tiempo y favorece el espejismo de estar en muchos lugares y temas a la vez. Podemos perder mucha paz y calidad de vida con este exceso de estimulación, intensidad e información. Hay que empezar a seleccionar, porque si no somos capaces de parar el círculo vicioso y decir: “esto lo quiero y esto no” caemos en una trampa de enajenación y evasión. La información despierta en cierta dosis, y en dosis excesivas puede adormecer y cegar casi más que su ausencia.

La falta de tiempo también puede ser vista como una manipulación que hace la sociedad para que el hombre no sea libre y pueda dedicarse a su interiorización. Hay que hacer un esfuerzo enorme para salirse de la vorágine que te llega desde el inconsciente colectivo y te empuja.

¿Quién es el responsable de coartarnos la libertad?

En los años 80 hubo un movimiento de grandes especuladores en todo el mundo que compraron empresas y las vendieron para ganar dinero a costa de lo que fuera. El pensamiento ético y sostenible dentro del mundo de casi todas las grandes corporaciones ha desaparecido. Yo no sé si hay un gobierno mundial detrás de todo esto, lo que sí sé es que hay un Banco Mundial y otros organismos similares que son gente que regida por un mercantilismo voraz. Hay un grupo de personas que dirigen el mundo en función de sus intereses y van a continuar intentando enriquecerse más y más. Siguen un camino sin corazón y sin sentido de Unidad. Imponen un libre comercio que solo es libre para los que mandan. Los precios baratos salen muy caros para los más pobres, que son los que fabrican esas prendas y objetos en condiciones terribles. Cada uno de nosotros tiene que buscar su propio lugar de dignidad y en lo posible, ayudar a otros que quieran hacer lo mismo. Yo personalmente estoy muy comprometido con el consumo de agricultura ecológica, libre de pesticidas, lo más local y artesanal posible y con productos de comercio justo, más caros pero más justos para los que los fabrican.

¿Hacia donde tienen que ir las empresas para ser más sostenibles?

Uno de los graves problemas es que muchas empresas han dejado de ser personales y han comenzado a ser corporaciones impersonales. En los últimos años este proceso se ha acentuado cada vez más. No hay dueños sino gestores que son contratados y mantenidos en su puesto en base únicamente a los beneficios. Como los gestores quieren ascender rápido se preocupan más de la explotación a corto plazo que de las repercusiones a largo plazo. Las leyes se han amoldado a este proceso y las empresas han ido consiguiendo día tras día exenciones en cuanto a responsabilidad. Yo he dejado de trabajar con este tipo de empresas. Únicamente trabajo para empresas que quieran responsabilizarse de verdad de hacer un cambio ecológico y sostenible y que sin renunciar a la idea de ganar dinero tengan en cuenta su responsabilidad social.

   

11 comentarios

  1. rafael fosch dice:

    Asi como en Medicina personas como el Dr Carvajal aportan Luz sobre lo que hacen y
    comunican, de la misma manera el economista y psicólogo el Sr Bertolotto lo infunde
    en las empresas que se le requiere…
    Esperemos que personas como ellos vayan surgiendo por doquier en todos los ámbi-
    tos de nuestra sociedad.

  2. Verónica Gómez dice:

    Hola, que buena entrevista!. Escribo desde Cali, Colombia, soy periodista y redacto un artículo sobre PNL. Busco el e-mail del señor Gustavo Bertolotto para hablar con él. Es posible que con ustedes pueda obtenerlo.

    1. Hola Verónica, soy Gustavo Bertolotto y acabo de ver tu comentario y te dejo el mail en el que puedes conectarme: iph@institutopotencialhumano.com
      Espero tus noticias. Atentamente, Gustavo

  3. Ismael dice:

    No entiendo que tiene que ver el título con el contenido del artículo, salvo por algún sentido pánfilo (amor es todo).

  4. Francisco Puentes dice:

    en el año 96 fue un privilegiado al conocer a Gustavo en un curso que se inpartio en acebeda un pueblecito a las afueras de madrid, solo puedo decir que cambio en muchos aspectos mi vida es un gran profesional, para entender primero tienes que querer ismael. animate

  5. isabel eulalia ferreira dominguez dice:

    ¡hola soy isabel y hace mucho tiempo que me encuentro muy mal de salud , y muy deprimida y fui a visitar a un terupeuta del Escorial y no me pudo hacer nada y mis amigos estan muy contento con el pero conmigo cuando empezo hablar y ha tocarme , solo me dio su nombre y que me pusiera en contacto con usted.
    Tengo fibromialgia hernia discal, soy quiromasajista y he tenido que dejar de trabajar. y estoy verdadera mentemal. muy agradecida isabel
    el terapeutico se llama Ruben Escuela de terapias miofaciales espero y deseo que me pueda contestar gracias

    1. Hola Isabel,
      Soy Gustavo Bertolotto. Lamento profundamente el estado en que ahora se encuentra, y puedo recomendarle a un excelente terapeuta (Luis Bueno – http://www.efeteando.com) al que puede consultar, ya que yo me dedico a investigación y formación.
      Le envío un fuerte abrazo, Gustavo

  6. pedro lopez gonzalez dice:

    muy interesante este punto de vista de la vida y también muy de acuerdo, me gustaría saber próximas conferencias, charlas.. libros

    1. Hola Pedro: Soy Gustavo Bertolotto. Agradezco tu comentario y te dejo la página web donde puedes encontrar todos los cursos que tenemos, conferencias, etc.
      Atentamente, Gustavo

  7. Vicky Moreno dice:

    Más que alumna, discípula; más que lectora, admiradora; más que cliente, amiga. Gustavo es uno de esos seres de luz que, cuando te lo encuentras, no puedes soltar porque su radiación se te hace hábito.
    Tengo el honor de tenerlo cerca como profesor de nuestros cursos de PNL en un ambicioso proyecto de generación de conciencia y cohesión entre el personal de un hospital de Madrid. Puedo decir que el cambio que se está produciendo a través de las gotas de sabiduría que este hombre destila es una siembra lenta pero productiva de benevolencia, conciencia y discernimiento.
    Gracias, Gustavo. Déjame que te aplique con justicia el título del magno congreso del próximo 24 de Octubre, y te diga eso de que “Contigo somos más paz”.
    Un beso grande.
    Vicky

  8. Abel dice:

    Hola gustavo.
    Me parece muy correcto lo que dices en la entrevista. Pero esto habria que llevarlo a la acción, la gente que no tiene dinero, esos de los que hablas ¿Podrien acceder a ese conocimiento sin que tuviesen que pagar lo que no pueden? He visto los precios de tus seminarios, y estan hechos para ricos desde mi situacion social. Asi tal vez ellos, puedan , tambien, veneficiarse y acceder a ese nivel de vida mas feliz.
    Un saludo.


Deja un comentario